Instituto Mexicano del Transporte - Instituto Mexicano del Transporte
Imprimir
REPARTO MODAL ÓPTIMO DEL TRANSPORTE TERRESTRE DE CARGA EN MÉXICO 1ª. ETAPA
Moreno Quintero Eric, Rico Galeana Oscar, Bustos Rosales Agustín, Martner Peyrelongue Carlos, Montoya Zamora Ricardo,
Publicación técnica No.413


Resumen


Este trabajo aborda la cuestión del reparto modal óptimo entre autotransporte y ferrocarril en el transporte terrestre de carga. El tema ha sido de interés para la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF/SCT) y es pertinente para la planeación del sistema de transporte nacional. El interés por el transporte terrestre de carga se relaciona con la búsqueda de soluciones a los problemas de congestionamiento carretero, accidentes viales, contaminación ambiental, uso racional de combustibles y modernización del sistema de transporte. Si bien los dos modos están desregulados; tienen ventajas y desventajas para competir o complementarse, y tienen nichos de mercado bien identificados, existe la posibilidad de transferir carga usualmente movida por carretera al ferrocarril; el cual tiene una mejor eficiencia operativa y de consumo energético. La tarea del planificador es buscar esas oportunidades de transferencia de carga, para apoyar el diseño de políticas de transporte que impulsen esos cambios. Es en esta tarea donde la modelación del sistema de transporte terrestre cobra relevancia. Un modelo del sistema de transporte terrestre que considere los aspectos básicos del comportamiento de los modos, las redes de transporte correspondientes y sus puntos de transferencia debidamente caracterizados permite estimar los flujos de carga que podrían redistribuirse de la carretera al ferrocarril. Partiendo de datos conocidos de los movimientos de carga carretero y ferroviario entre orígenes y destinos, se puede lograr una primera visión de las decisiones de los cargadores que realizan envíos por la red de transporte terrestre. Con base en esta información, la modelación del sistema encuentra los flujos en las redes carretera y ferroviaria que representan el menor costo de operación para los modos; un supuesto elemental de la economía del transporte. El análisis de los flujos que resultan en escenarios distintos puede entonces dar una idea básica de las posibilidades de transferencia de carga de la carretera al ferrocarril y de ahí una primera estimación de los beneficios que pueden obtenerse. Este trabajo desarrolla un primer modelo bimodal (carretera y F.C.) del sistema de transporte terrestre en México y ofrece una primera estimación de lo que podría ser un reparto entre carretera y ferrocarril, que mejore los movimientos de carga que se realizan usualmente. En una segunda etapa, el modelo construido será refinado e incluirá datos más recientes y con más detalle para tener mejores estimaciones, y así ofrecer un apoyo más sustentado a los desarrolladores de políticas de transporte para el sistema nacional de transporte terrestre en México.


Instituto Mexicano del Transporte