Impacto de tres estilos de manejo en las emisiones contaminantes y rendimiento de combustible de un vehículo de servicio pesado
Sánchez Nungaray Manuel Felipe, Rafael Morales Mercedes Yolanda,
Publicación técnica No.156


Resumen


En este trabajo se presenta un análisis de la influencia de la forma de manejo de un vehículo pesado sobre las emisiones contaminantes y el uso eficiente del combustible. Para esto se consideraron tres formas de manejo: el manejo agresivo, el manejo normal y el manejo técnico, este último considerado como el más eficiente. Para comparar los tres estilos de manejo se tomó como base para la operación del vehículo el llamado ciclo de 5 millas que fue diseñado por la Universidad de West Virginia de los Estados Unidos de América. Así, el estilo de manejo agresivo está representado por el ciclo de 5 millas, tal como se diseñó originalmente, en el cual se asume que utiliza el 100% de la aceleración máxima del vehículo; mientras que para el estilo normal se utiliza el 60% de la aceleración máxima y para el técnico sólo el 30% de la aceleración máxima. Los resultados obtenidos muestran diferencias significativas en el rendimiento del combustible y las emisiones generadas, entre los tres modos de manejo. Al comparar el manejo técnico con el manejo normal se obtuvo un ahorro de combustible del 12%, una reducción de las especies contaminantes de 23% en el material particulado (PM), 12% en bióxido de carbono (CO2), 11% en óxidos de nitrógeno (NOx) y 7% en hidrocarburos (HC) sin quemar. De manera similar al comparar el manejo técnico con el agresivo se observa un ahorro de combustible del 18,66%, y una reducción en las emisiones contaminantes de 65 % en PM, 18% en CO2, 8,66 %en NOx y 43% en HC. Los resultados demuestran que las emisiones de CO2 son inversamente proporcionales al ahorro de combustible, con menor emisión de partículas.



Áreas de Interes


Este trabajo está dirigido a técnicos, administradores y directivos de empresas de transporte, responsables de la operación de los vehículos de empresas destinadas al Servicio Público Federal, al sector industrial con flotas de transporte propias; a diferentes entidades de la SCT relacionadas directamente con la operación del autotransporte tal como la Dirección General de Autotransporte Federal, así como a otras Secretarias del Gobierno Federal,a instituciones educativas con licenciaturas o programas de posgrado relacionados con el transporte y con el ahorro de energía. También para las asociaciones y cámaras tales como: Asociación Mexicana de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, Cámara Nacional de Autotransporte de Carga, Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo.